free website creation software

POLÍTICAS DE MERCADO

PÁNICO ALIMENTARIO

En estos días están circulando por los medios de comunicación, ciertas afirmaciones relacionadas con las frutas y hortalizas, que producen en las personas PÁNICO ALIMENTARIO.

Después de escuchar estas verdades a medias en ese tono y forma ¿quién se atreve a consumir una fruta u hortaliza?

Si es cierto que se pierde mucho alimento desde la producción hasta el consumidor, pero las causas de esas pérdidas son varias y no por los “AGROTOXICOS” –término que no figura en el diccionario de la real academia—expresado del modo en que se ha hecho, parece ser que se quiere o se pretende intimidar aún más a la población, con semejante veneno, veneno incluido por algún que otro productor detestable y potenciado por algún que otro comerciante inescrupuloso, permitido por la ceguera de algún que otro controlador estatal que mira para otro lado. Lo cierto es que al final de semejante remolino, desde el mercado central se dio algo de tranquilidad a la población, aunque, por más explicaciones que se brinden, los consumidores solo aceptarán aquello que se aleje de su propia duda. EL MAL YA HA CONSEGUIDO SU PROPÓSITO. El destinatario/a de ese mal, las debe estar padeciendo.

Ya dentro de la discusión sobre las pérdidas, también el Mercado Central, desde su laboratorio, en pos cosecha, y en especial de los expertos Ing. Agr. JUAN C. GUARASCIO y Agr. Gral. ROBERTO IRIGOYEN, han realizado un trabajo refiriéndose a estos desequilibrios además de temas relacionados al mismo efecto. “el trabajo está disponible a quien quiera acceder, en el sitio web. Del mercado central de buenos aires”

En este trabajo realizado recientemente, se reflejan las pérdidas ocasionadas por distintos motivos, dentro del ámbito del mercado central de buenos aires, donde ingresan productos de todo el país y del extranjero para abastecer junto a otros mercados menores, a los quince millones de personas de capital federal y gran conurbano.

Otro dato, y este es de la necesidad básica de alimentos, se recomienda que una persona deba incluir en su dieta 400 grs. diarios de hortalizas y frutas. Deberían consumirse diariamente 6.000.000 seis millones de kilogramos de frutas y hortalizas.

Según informes no oficiales, se supone que el consumo general de estos se mantiene por debajo de los 100 grs. ¿cómo inciden estos desequilibrios alimentarios en la salud general?

Aquellos que alegremente y nada menos que por los grandes medios de comunicación se expresan de manera soez e imperativa en temas tan delicados como la alimentación básica, y, peor aún, en el supuesto que no se cumplen los parámetros para una dieta saludable, tal vez desconozcan el terrible daño que causan, a ,la sociedad toda, al pronunciarse de esta manera. Las verdades deben comunicarse, además, en estas comunicaciones el tacto y el estilo de presentarlas debe estar acorde con la necesidad social, sin estigmatizar y mucho menos sin perjudicar, por los mismos errores e interpretaciones.

Los resultados que se obtuvieron de los estudios sobre las pérdidas, se presentan en el cuadro

Siguiente. Como se dijo, estudio realizado en la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires. Sobre la cantidad de productos ingresados a dicho establecimiento.

Para aquellos que no están familiarizados con la producción, han de saber que, desde el momento de cosecha hasta la planta donde se procesan los alimentos y se disponen en sus envases comerciales, también existe pérdida de alimentos, que no están representados en este estudio, por los daños mecánicos propios de la cosecha, por efectos climatológicos, dañados por aves o animales, enfermedades de las plantas, (donde sí se aplican los remedios controlados, que no difieren tanto de lo que se aplica como medicamento al ser humano, la única diferencia es que estos medicamentos para las plantas están diseñados para cada una de las patologías de manera exclusiva y su aplicación controlada por profesionales)

Los mecanismos culturales que se utilizan en el sistema productivo/alimentario, dentro da la variable de perecederos, es muy compleja, tanto que la mayoría de los funcionarios suponen que con algunas directivas pueden observarse algunas mejoras; supuestos que hasta el momento han fracasado.

La provincia de Buenos Aires, es amplia, con grandes centros productivos, y es la de mayor demanda de alimentos, si bien los mercados están completos de mercaderías, no es menos cierto que el estado tanto Nacional como Provincial y municipal deben atender dicha actividad.

El atender la actividad requiere de una comprensión sistémica, desde un contralor que al mismo tiempo se comporte además como facilitador del crecimiento.

Debido a que la Provincia de Buenos Aires es la de mayor peso, debería, al menos ya que la Nación está aún más alejada de la problemática y obnubilada por las “economías regionales”

Emprender lo que un productor suele decir “en palabras del Sr. Manuel Cordeiro” VISUALIZAR UN HORIZONTE.


| 20 de Febrero de 2018 | Comentario de Domingo Ramos Bravo| Especialista en Mercados Frutihortícolas