site builder

POLÍTICAS DE MERCADO

DONDE SE ESCONDE LA VERDAD

Excelentes O Inútiles productores, tal parece que es la discusión que nos propone el sector político. En notas anteriores, se ha comparado el proceso político argentino, como la vida y la muerte del Glaciar Perito Moreno, tan pronto su nacimiento como tan rápida su propia muerte; proceso irregular en tiempo y forma, muy semejante a las políticas de estado y de producción frutihortícola nacional. En otro artículo reciente, nos comparamos a los “Bebes de pecho” por las mismas razones. En el diario “La Nación” allá por el año 2010, se hacía referencia en una nota política económica, a nuestro y muy propio gritador el “TERO”.

El sector político, JAMÁS ha realizado su propia autocrítica, los responsables de todos los males siempre es el productor argentino, el distribuidor y comerciante; Esta es la verdad que surge de los discursos de la misma política, y que se repite de manera permanente por los medios, sin nadie que defienda o explique la verdadera problemática que aqueja nuestro sector; en este sentido es la POLÍTICA LA QUE SE COMPORTA COMO EL TERO.

El Tero, es un especialista en proteger su nido, tanto que a discurso batiente, aleja a los que se acercan peligrosamente, con gritos y vuelos rasantes por sobre aquél que se aproxima a LA VERDAD, donde se encuentra su nido.

Hace poco nos visitaron Los Holandeses, ya se ha conversado sobre el temario que incluían en esa visita, lo llamativo es que también en las reuniones explicativas, hubo discursos, del lado argentino, sobre la distribución de los excedentes productivos. El tero sigue su derrotero.

¿Dónde se esconde la verdad? ¿Cómo llevar adelante un compromiso productivo de envergadura? Un compromiso donde las inversiones necesarias para tomar dicho compromiso estén aseguradas en el tiempo. Donde los huevos en el nido del tero se encuentren a la vista pero con las condiciones de seguridad necesarias para el desarrollo, donde el perito moreno no se destruya a poco andar, donde los deberes sean tomados como adultos y no como bebes de pecho.

¿Qué nos está pasando, cuales son las verdaderas intenciones? ¿No es que tenemos capacidad para producir alimentos para 400.000.000 (cuatrocientos millones de personas)? ¿Qué nos pasó, que de tener esta posibilidad, a poco andar, se debe decretar la EMERGENCIA ALIMENTARIA? Aquí parece estar trabajando también el TERO. ¿Dónde está el nido? ¿Dónde está la verdad, porqué se está proclamando algo que es lo contrario a lo que se proclamaba poco antes? ¿ES EL PUEBLO EL QUE SE EQUIVOCA, O SON LOS GRITOS DEL TERO LOS QUE NOS ENGAÑAN?


| 20 de Enero de 2020 | Comentario de Domingo Ramos Bravo| Especialista en Mercados Frutihortícola