responsive website templates

POLÍTICAS DE MERCADO

A Río revuelto
ACTIVIDADES ESENCIALES

COVID-19 es la llave que abre y cierra puertas, las que abre son las que permiten y condenan, si, permiten que las personas continúen con su actividad y al mismo tiempo condenan, pues si eres víctima de contagio, quedarás atrapado con riesgo letal.

Nuestra actividad, es más que esencial VITAL, ya porque sin alimentos es muy difícil subsistir ya porque vivimos en una eterna EMERGENCIA ALIMENTARIA. Esta es también una puerta; PUERTA que debería abrir las posibilidades a la razón, al pensamiento, al análisis del porqué están las puertas cerradas del éxito en nuestro país. 


Es en este punto donde se confunde, si, se confunde y profundiza otra grieta, la del desconocimiento, o la del supuesto, desconocimiento, porque si bien estamos en EMERGENCIA ALIMENTARIA, el virus desnuda las causales que nos han traído hasta esta situación.

La puerta que conduce al saber, al cuestionarse sobre las buenas y malas gestiones que han producido los actuales resultados. Algunos confundidos otros desesperados, otros aprovechados, como pescador en rio revuelto.

El virus nos desnuda frente a las realidades, sin comprender absolutamente nada, solo observar como algunos/as, se hunden encerrados, en cárceles virtuales sin respuesta desde el intelecto y otros corriendo despavoridos sin direccionamiento alguno.

En el rio revuelto, sólo se percibe el golpe del agua mientras se busca el horizonte que nivele nuestra salvación, tal como en nuestros días de mercado, sin precios orientativos sin demandas sostenidas, sin seguridades ante el posible contagio, con las obligaciones de mantener la cadena alimentaria.

Hola COVID 19, ¿Cuándo te vas? ¿Qué has venido a hacer por estos lados? ¿No te das cuenta que somos insignificantes, que no tenemos valor, ni valores, ni ética, ni moral?

COVID 19 ¡Retírate de estas latitudes, nada más que vergüenza podrás llevarte, eres tan tonto como los que te buscan! VETE QUE NINGUNA VENTAJA TENDRÁS.


| 3 de Julio de 2020 | Comentario de Domingo Ramos Bravo| Especialista en Mercados Frutihortícolas